Un castillo con siglos de historia

Los inicios de la actual masía Can Cortada se remontan al siglo XI, cuando los señores de Horta construyeron una Torre de Defensa como prevención de posibles ataques feudales.

Durante el s.XV la Torre se transformó en un castillo y durante los 350 años siguientes tuvo una fuerte tradición agrícola. En el siglo XVI se convirtió en una fértil masía que abastecía los mercados de Horta y Gracia. En 1994 la masía fue transformada en restaurante conservando perfectamente su estructura como típica masía catalana.

Can Cortada tiene raíces catalanas y su cocina así lo transmite ofreciendo productos autóctonos de calidad. Su gran variedad de platos satisfarán a los más exigentes comensales que quieran disfrutar de una auténtica masía catalana dentro de la ciudad de Barcelona.

Can Cortada forma parte de Gruptravi. Sinónimo de calidad, servicio y buen gusto, marcado siempre por un ambiente acogedor y familiar.

"Un paraíso en medio de Barcelona. Típica Masía catalana que ofrece una oferta gastronómica muy interesante a un precio razonable. Mención especial al exquisito trato de responsables de sala y camareros. Salones interiores con mucha historia y una terraza idílica para disfrutar de una magnífica cena en las noches de verano. Absolutamente recomendable. "

Can Cortada

"Restaurante emblemático de Barcelona. Comida muy bueno, cocina casera, platos generosos en un espacio privilegiado. Los camareros muy atentos, siguen cuidadosamente los protocolos de la Covidien. Muy agradable, especialmente para celebraciones. Comodidades para ir con niños. "

Can Cortada

"Lugar espectacular en BCN donde comer platos de toda la vida pero de calidad. Servicio atento, especializado y simpático. El precio va en relación al lugar, a la carta y en la calidad. Vale la pena ir. "

Can Cortada